Él viajó más de 6000 km para conocer a su amor de Internet y fue rechazado por "ser pobre

Él viajó más de 6000 km para conocer a su amor de Internet y fue rechazado por "ser pobre3.9kshares

En estos tiempos modernos resulta común escuchar historias de personas que intentan encontrar al amor de su vida en Internet. Y es que existen miles de páginas y aplicaciones que se encargan de emparejarte con algún desconocido de cualquier parte del mundo con el que compartas algunos intereses.

A pesar de que algunas parejas han tenido su final feliz tras haberse conocido en la web, la mayoría de los casos terminan en complicados desenlaces. Por supuesto, todo es cuestión de suerte, sin embargo, lo más recomendable es encontrar el amor a la vieja usanza o, al menos, eso dice la chica de la que te hablaremos a continuación.

Hace unos días, la Internet explotó al escuchar la historia de un hombre que viajó 6888 kilómetros, desde Gran Bretaña hasta República Dominicana, para conocer a su "novia" de Internet y terminó siendo rechazado por ser demasiado pobre. ¡¿Pueden creerlo?! ¡Sigue leyendo para enterarte de los detalles!

Con tantas aplicaciones como Tinder, Meetic, Badoo y Happn, resulta fácil creer que el amor de tu vida se encuentra detrás de unos cuantos clics

Sin embargo, han sido tantos los casos de fracasos amorosos reportados a través de estos medios, que lo más recomendable es buscar el amor a la manera antigua, es decir, en una relación personal, cara a cara.

Uno de esos fracasos es el del galés Glyn Thomas Bailey

Quien hace unos 6 meses conoció a la sensual Wilfa Soto Peguero, quien vive en República Dominicana, ellos sostuvieron una relación a distancia por un tiempo y el llegó a considerar que podría haber encontrado al amor de su vida.

Lo más impresionante de todo es que se trataba de personas de países sumamente diferentes y que hablan idiomas distintos

Sin embargo, el traductor de Google resultó ser una herramienta maravillosa para que ambos hicieran crecer su amor.

Y su amor se intensificó de tal manera, que un día Glyn decidió visitar y conocer a su amada

Algo que Wilfa aceptó porque "él había prometido ayudarla a criar a sus 4 hijos", confiesa la mujer.

Todo parecía marchar bien, hasta que Glyn llegó al aeropuerto de Punta Cana y Wilfa descubrió algo inesperado

Su amado galés no tenía boleto de retorno, ni dinero en sus bolsillos. ¡Fue ahí cuando todo se fue a pique!

Sin más remedio, Wilfa se llevó al hombre a su casa, pero a los pocos minutos publicó un alarmante video en las redes sociales

En el clip, la dominicana pide ayuda a sus contactos y ruega para que alguien se lleve a Glyn, puesto que ella no tiene cómo mantenerlo.

Por lo que prácticamente, Glyn gastó sus ahorros en un boleto a República Dominicana para terminar siendo rechazado por su novia de Internet, por "no tener dinero"

¡OUCH!

No siendo suficiente, ahora el galés se encuentra varado en ese país

Y sin un lugar donde dormir.

Wilfa explica que había aceptado reunirse con Glyn porque él se había comprometido a ayudarla a criar a sus hijos

"Le pedí que me enviara dinero para que pudiera ir a buscarlo al aeropuerto y él nunca me envió nada. Aún así, yo pedí prestado dinero para ir a buscarlo", cuenta la mujer.

Pero cuando se reunió con él en el aeropuerto, se dio cuenta que había venido con la intención de quedarse

"Me di cuenta de que vendría con la intención de quedarse aquí y no puedo cuidarlo. Se lo he explicado de mil maneras. Si tuviera mi propia casa, lo dejaría quedarse, pero no la tengo", dice la dominicana.

Sin embargo, Wilfa asegura que nunca fue su intención buscar a un hombre por su dinero

Es sólo que no puede mantenerlo y ocuparse de sus hijos a la vez.

En el video, la mujer añade una advertencia a todas las mujeres del mundo

"Estoy haciendo este video para mucha gente joven, para muchas mujeres, para que aprendan de lo que me sucedió y no intenten encontrar el amor en Internet", dice Wilfa.

Este es el video:

Por un momento, no se supo del paradero de Glyn

Aunque se esperaba que se pusiera en contacto con diplomáticos británicos para regresar a su país natal. 

Pero luego volvió a la casa de Wilfa

Ella se sintió mal y lo dejó regresar, mientras conseguía la forma de volver a casa. Ella dice que lo hizo porque siempre ha visitado la Iglesia, y ahora está buscando más a Dios.

Wilfa se siente mal por la manera en que la han juzgado

En declaraciones que hizo en una emisora de su país, dijo que le ha dolido lo que han dicho de ella, luego de que pidiera ayuda por las redes sociales y los medios de comunicación para que el extranjero pudiera regresar a su país.

A continuación, el segundo video en el que habla sobre el caso

Finalmente llegaron los diplomáticos británicos... 

La delegación de funcionarios de la embajada británica fue acompañada hasta la comunidad donde se encontraba Glyn  por una representación del Ministerio Público local

Glyn pudo volver al Reino Unido

En una entrevista que le realizaron el hombre, comentó que logró regresar a casa el 26 de diciembre pasado, la Embajada Británica en el país le costeó los gastos para que pudiese retornar a casa.

También comentó que durante su estadía en Santo Domingo tuvo un período de depresión y que pasó dos semanas en la Unidad de Salud Mental de un hospital 

Él manifestó que durante su estadía en el centro médico se sintió cómodo por el trato de los doctores hacia él.

De igual manera, hizo referencia al buen trato de los vecinos de Wilda

El británico extraña la calidez del clima dominicano, el café criollo que recibía de los vecinos de la zona y la alegría de las personas allá y lamenta no haber visitado nunca una playa caribeña.

Nuevos planes para volver a República Dominicana 

Ahora está en Inglaterra solo, con frío, y desilusionado porque su relación con Wilfa Soto Peguero no funcionó, pero tiene entre sus planes volver al país...

Una nueva relación... 

Durante una estadía que inició a finales de octubre, conoció en persona a Soto Peguero, pero también a otra mujer. La nueva amiga del hombre lo trataba “dulcemente y le daba café”, por eso planea volver el próximo agosto para conocerla más.

Por su parte, Wilfa sigue haciendo su vida 

Ella ha indicado que le dio mucha pena ver llorar desconsoladamente a Glyn porque no quería irse de la casa, pero insistió en que tomó la decisión porque sus condiciones económicas no les permitían seguir manteniéndolo.

Ella seguirá buscando una pareja que la ayude a criar a sus hijos

Ella insiste en explicar que no quiere dinero de ningún hombre, sólo una pareja que la ayude a mantenerlos y criarlos.

Esto, sin duda, es un gran ejemplo de porqué no debemos confiar completamente en las relaciones de Internet

Esperemos que Wilfa y Glyn puedan algún día encontrar a su pareja ideal.

Y tú, ¿viajarías desde tan lejos para conocer a un amor de Internet?

"No lo creo".

¿Quién crees que tenga la razón en este caso? Déjanos tu comentario y comparte esta nota con tus amigos, no querrás que vivan la desagradable experiencia de esta pareja.

DEJANOS SABEN TU OPINION
TE LO RECOMENDAMOS
TU PUEDE INTERESAR